h1

Esencia de mujer. Hoo-Haa!

Jueves, 22 mayo, 2008

Pues aquí estamos de nuevo, hoy revisando una gran película del 1992, Esencia de Mujer. Esencia de Mujer es de las películas que puedo llamar de culto, desde que la descubrí en mi etapa cinéfila universitaria, gracias a la recomendación de mi compañero de piso. La película no es más que un remake de Profumo di Donna, una película italiana que los productores de Hollywood compraron. El director, Martin Brest, versado en películas de acción: Superdetective en Hollywood, Huida a medianoche; le ofrecieron este drama y él aceptó, conviertiéndola en una de las mejores que ha dejado la factoría de L.A.

Esencia de Mujer tiene su peso en la historia de dos personajes, Charlie Simms, joven pueblerino que se mete en un lío en su peazo de colegio de pijos que busca dinero y acepta trabajar cuidando al Teniente Coronel Frank Slade, viejo coronel retirado y ciego. Los dos personajes vivirán una relación de odio mutuo, el joven es inocente, ingenuo, tímido, retraído; el coronel todo lo opuesto, huraño, sivergüenza, arisco, irónico. El coronel decide pasar el fin de semana de acción de gracias a Nueva York y ahí es donde empieza la aventura de aguantarse mutuamente. El viaje no va a ser todo lo que Charlie desea, puesto que el Coronel Frank tiene la idea de vivir opulentamente todos esos días y al final suicidarse. Charlie intentará quitarle todas las ideas de la cabeza mientras que Frank enseñará a Charlie a ser valiente, a enfrentarse con sus amigos, a moder a la vida.

¿Por qué la considero una película de culto? Sólo ver la actuación de Al Pacino haciendo de Col. Frank es ya muy remarcable. Quizá la mejor actuación del actor, con respeto a la saga de El Padrino, recompensado con el Oscar en 1993. Borda el papel de ciego, dejando apreciar la gran profesionalidad que tiene a sus espaldas, las maneras de moverse, su vista siempre perdida, mirando al vacío, es brutal ver actuaciones así. Chris O’Donell apuntó maneras muy altas en la película, obteniendo un reconocimeitno por el actor que despuntaba, aunque su carrera no llegó a lo que él quería. Papeles regulares, ese Batman & Robin infumable, en fin…

La película tiene momentos muy inolvidables, el monólogo del avión del coronel, el viaje en Ferrari, el tango de Gardel, la cena de acción de gracias, la reflexión final, etc. Es una delicia ver esta película, escucharla, sus guiones son impresionantes, mucha ironía, mala leche, comentarios del Col. Frank que te sacan una risa, su amigo “John” Daniel’s, el piropo en el avión a la mujer. Toda la película es un homenaje a ellas, la gran debilidad del Coronel.

Revisando esta película no hace mucho volví a afianzarme en todo lo que pensé la primera vez que la ví hace ya 6 años. Es una película para sentarte y disfrutar de buen cine, películas así no se ven todos los días.

Hurón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: