h1

Dororo. Demonios a la japonesa.

Lunes, 02 junio, 2008

Dororo

Hoy vamos a revisar una película japonesa: Dororo.

En plena época de guerras samurais por la conquista de Japón, un guerrero malherido vende el cuerpo de su hijo que va a nacer a cambio de todas las tierras en un templo gobernado por 48 demonios dejando una cruz en la frente del guerrero como muestra de su pacto.

20 años después, Hyakkimaru es el hijo del guerrero que lo vendió, pero su madre quiso mantenerlo con vida y lo abandonó en el cauce de un río. Encontrado por un chamán especialista en la regeneración de miembros, le reconstruyó todas las partes del cuerpo con cuerpos mutilados de niños por la guerra. Un trovador errante le cede una katana al chamán para implantársela al niño para venganrse de los demonios que le robaron el cuerpo y se la implantan en el brazo izquierdo. Hyakkimaru creció y ahora está listo para su venganza. Cada vez que mata un demonio con la katana vengadora recupera una parte de su cuerpo y esa es su misión en la vida, recuperar su cuerpo completo.

Dororo es una ladrona “hombre” que persigue una venganza, matar al responsable de la muerte de sus padres, el líder de un ejército Daigo Kagemitsu. Reniega del cuerpo de mujer y se hace pasar por hombre para cumplir su venganza. Dororo se cruzará en el camino de Hyakkimaru y ella se sentirá sorprendida por la katana que tiene en el brazo izquierdo, necesitándola ella al ser una katana de venganza para cumplir la suya. Dororo acompañará a Hyakkimaru hasta que recupere el brazo izquierdo soltando así la katana implantada y pudiéndola robar ella.

Dororo es de las películas que visionas y al principio apunta muy buenas maneras, una idea estupenda, samurais, época Edo, guerras, demonios, ladrones, todo lo necesario para una película típica de acción, acción con unos efectos especiales a ratos sublime, a ratos heredados de la serie Bioman, a ratos sin suavidad en las texturas, con superposiciones deprimententes y muy mal hechas. Efectos de combate entre demonios y Hyakkimaru sin mucha definición, irrisorio el combate entre el pájaro y el prota. Grandes fallos interpretativos y argumentales. 140 minutos de tedio y fantásticas escenas.

Los actores son bestialmente malos de solemnidad, el personaje de Dororo es exasperante, cansino, intentando poner la nota de humor en un guión no muy elaborado. Hyakkimaru se sabe desde el principio que es sordo y ciego, pero él no tiene problemas a la hora de ver, una interpretación bastante pésima de un ciego en comparación con otras.

El ambiente creado viene heredado de un manga del padre de los manga: Osamu Tezuka. Ya se puede apreciar en la portada que es la obra maestra de Osamu Tezuka, ¿obra maestra? La obra maestra de Tezuka es Astroboy, Kimba el león blanco, La princesa caballero, ¿pero Dororo?

Dororo es una película venida a menos, con detalles muy bien logrados pero con escenas robadas de series B, los actores de doblaje (tan avalado el doblaje en España) son malos, no expresan con las voces las emociones que, con dificultad, expresan los actores. Que sí, que el manga es así y así ha de pasarse a la gran pantalla, no lo sé, pero era una película que podría ser genial y al final se queda en eso, en algo a ratos infumable y a ratos genial.

Esperan rodar una trilogía de la historia debido al éxito en Japón, por mi parte no esperen contar para verla, ¿o sí?

Hurón

Anuncios

One comment

  1. es buenisima pero la 2da parte no la consigo jeje y quisiera terminar de verla



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: