h1

Canciones de amor en Lolitas’s Club. Noriega por partida doble.

Miércoles, 25 junio, 2008

Una película española para revisar. Canciones de amor en Lolita’s Club.

La última película rodada de Vicente Aranda, por ahora. Película versada sobre las barreras del amor de un deficiente mental y de una prostituta. Eduardo Noriega hace dualidad de papeles en esta película, el de los dos hermanos Raúl y Valentín Fuentes.

Raúl Fuentes es un policía venido a menos, con un turbulento pasado y encontronazos con ETA que le ha apagado la sonrisa, de carácter oscuro y huraño, desplazado a la unidad de narcóticos en Vigo donde Mazuero, un testaferro de Tristán, el mayor tratante de blancas del pais, le encomienda guardar pruebas que lo incriminan por traer menores de edad al país para guardarse las espaldas. Después de un encontronazo accidental con uno de los hijos de Tristán, la comisaría le suspende por dos meses de sueldo y empleo para lavarse las manos. Raúl vuelve a su casa, a un pueblo de Alicante, a reunirse con su familia.

La familia es de lo más dispar, un padre encargado de la cría de caballos, una madre muy joven que no se hablan y un hermano gemelo deficiente mental donde Raúl vuelca su mayor interés en estos días. Valentín ha abandonado todo lo que hacía por trabajar en un puticlub nuevo en el pueblo Lolita’s Club y se ha enamorado de Milena, la puta más vieja que cuenta el puticlub. Valentín se encarga de la cocina en el prostíbulo y de las compras para las mujeres allí metidas. Raúl no aprueba esta actuación y empezará un acoso a Lolita’s Club y una relación fatal con Milena.

La pelícila cojea por todos los lados, demuestra escenas y actores que no tienen ni ton ni son, abriendo varias vías de historia que no llegan a concluir. Caso ejemplo del encargado del Lolita’s Club y el vigilante de cámara. Demuestra aspectos de la vida que marcan el carácter de Raúl que no se desarrollan completamente, como el de la ETA. Una película que toma la apariencia de estar incompleta.

Eduardo Noriega sobreactúa con el papel de Raúl, un papel que le queda demasiado grande, llegado un momento en que lo llegas a odiar, deseando que sea Valentín para verlo en un mejor registro. No está muy trabajado el papel de Raúl, ni tampoco el de Valentín aunque está mejor.

Lo más destacado son las “lolitas” que se rodea Vicente Aranda para rodar esta película, desde una belleza con proyección de futuro como Ana de Armas, “El Internado”, hasta una antigua belleza recordada por todos en su papel de “Compañeros”, Lara de Miguel. Flora Martínez en el papel de protagonista hace un papel muy destacado y con una alta carga sexual, espero que no la encasillen en ese papel a partir de ahora.

Esta película no es de las mejores de Vicente Aranda, parece que la película no le ha atraído demasiado y no se ha esforzado mucho, adaptando él mismo la novela homónima de Juan Marsé, que no es la primera vez que el mismo director versiona una novela suya, formando una alianza como la de Frank Darabont y Stephen King.

Una película que no demuestra que en España se puede hacer buen cine.

Hurón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: