h1

Más extraño que la ficción. ¿De verdad?

Lunes, 21 julio, 2008

¿Qué es lo que sale si mezclas en una misma historia a una escritoria con bloqueo, un inspector de hacienda, una pastelera revolucionaria y un profesor de literatura obsesionado con sus investigaciones? Pues esto es lo que sale: Más extraño que la ficción. Una película fresca, con un golpe de guión que atrapa al espectador, con diálogos interesantes y repletos de humor.

La introducción ya desde un principio nos sumerge en la rocambolesca historia donde nos presenta a Harold Crick (estupendo Will Ferrell) que es un anodino inspector de hacienda, experto en números con una vida de soledad y dedicación al trabajo. Una voz en off va descibiendo su vida, sus pasos, las veces que se cepilla los dientes, los minutos que tarda en tomar un autobús, el tiempo que tarda en tomarse una manzana. Describe su vida de una manera totalmente mecánica, predecible y milimétricamente pensada. Todo en la vida de Harold es monotonía, pero un día todo cambia.

Cambia cuando Harold descubre que puede oir esa voz en off que va describiendo su vida, cambia cuando describe que su muerte está próxima. Todo ello mezclado con que tiene que ir a hacer una auditoría a Ana Pascal (Maggie Gyllenhaal) una repostera en contra del uso de los impuestos suyos en carrera armamentística y militar que le hará la vida imposible y se enamorará de ella. Su vida dará un golpe de efecto y cambiarán las espectativas de Harold y su visión del mundo.

Evitando su muerte se enfrentará día tras día a su posible esquizofrenia, a la relación amor-odio con Ana, al descubrimiento de que su vida es una obra literaria y con la ayuda del Profesor Jules Hilbert (rejuvenecido Dustin Hoffman después de haber pasado una etapa oscura de regulares películas) intentarán descubrir qué tipo de obra literaria es: una comedia o una tragedia. Descubre que su vida la rige una escritora desaparecida, Karen Eiffel (Emma Thompson) que lleva mucho tiempo sin sacar una novela. Misión suya será encontrar a esa escritoria y evitar su muerte próxima.

La película es orginal en guión y diálogos, fresca y divertida, no desespera ni aburre excepto en los compases finales donde todo se va aclarando y la historia de amor sobrevalece sobre las otras historias. Remarco la actuación de Will y de uno de mis actores favoritos, Dustin Hoffman, hacen un papel muy sobresaliente, siendo la química entre ellos dos genial. Hilarante las escenas de Harold y el Profesor Jules, donde sólo con las caras y los gestos entre ellos la hacen cómica, sin usar las palabras.

El reparto, la puesta en escena, el guión, todo en esta película es remarcable. Juega con el espectador a la eterna pregunta de si hay un destino marcado que rige nuestra vida o somos totalmente libres a la hora de elegir, con la paradoja del encuentro entre Kay y Harold, creadora y creación, o simplemente un juego de guiones, un azar. En fin, para qué hablar más de este film el tiempo lo pondrá en su lugar, vedlo y decidme si todo es más extraño que la ficción.

Hurón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: