h1

Apocalypse Now Redux. El horror…

Miércoles, 30 julio, 2008

Revisamos esta revisión de la gran obra de Francis Ford Coppola hecha por él mismo en el año 2001.

Apocalypse Now siempre se nos quedará como la mejor obra de la guerra de Vietnam hecha por la factoría hollywoodense y un gran acierto de Coppola en la dirección.

La apertura de la película no puede ser mejor, los acordes de “The End” de The Doors suenan mientras un bosque se llena de llamas y helicopteros cruzando el encuadre. Las aspas de los helicopteros se funden con las aspas de un ventilador de techo y nos presenta una calurosa habitación donde una voz en off describe los horrores de la guerra y el deseo de volver de ella del Capitán Benjamin Willard, un soldado venido a menos, con graves problemas con el alcohol y con los recuerdos imborrables de la guerra. En uno de sus momentos de delirio le encargan una misión, encontrar y matar al Coronel Walter E. Kurtz, gran hombre y renombrado boina verde que ha desertado y se ha montado su propio ejército en Camboya, pregonando sus extravagantes e incomprensibles ideales.

Estamos ante una obra de arte, ante una película de culto. Creo que no conzoco a nadie que le haya dejado indiferente esta película. Además, la revisión (o Director’s Cut como quieran llamarlo) mejora notablemente la historia original y aclara mucho más la historia de Willard y Kurtz. Inolvidable son las escenas en la lancha de Willard con sus compañeros Phillips, Lance, ‘Limpio’ y ‘Chef’ remontando el río siguiendo la misión secreta de asesinato de Kurtz. Ese encuentro con el Teniente Coronel Kilroge (obesionado Coronel con el surf y el descubrimiento de Lance, un gran surfista allá en EEUU) y su regimento de la 9ª de Caballería que hacen ofensivas con su batallón de helicopteros a ritmo de Wagner. Sencillamente genial estas escenas donde el director hace gala de un arte exquisito para retratar la locura obsesiva que provoca una guerra brutal en las personas, diálogos entretenidos y quizá una de las más famosas frases del cine “Me encanta el olor del napalm por la mañana”.

En esta revisión Francis Ford Coppola añade varias escenas que mejoran con eficiencia la película de base. Una de ellas es la inclusión íntegra de una hacienda propiedad de la familia Marais, franceses afincados en Vietnam, donde la escena da un repaso al colonialismo y a los desastres provocados en la guerra. Declaración claramente antibelicista con el que Coppola integra trozos que ayudan más a la reflexión y profundización de su film.

El desenlace de la película sumerge al espectador en un estado de turbación provocada por las incomprensibles reflexiones del Coronel. Hombre muy cuerdo o muy loco según el punto de vista que se quiera ver. Estas escenas dan ganas de volver a verla una y otra vez, repitiendo paso por paso cada una de las palabras de Kurtz para poder entender con toda profundidad toda la carga psicológica de la película.

De esta película no se puede despreciar nada, el elenco de actores en el film son de primer nivel y muestran grandes dotes interpretativas. Martin Sheen está espectacular en el papel de Willard, convence y mucho interpretando al oscuro Capitán y su nihilista estilo. Marlon Brando, volviendo a confiar en él aunque estuviera depresivo en esa época de su vida, dicen las malas lenguas que durante el rodaje de la película estaba borracho, por eso dicen que es muy incomprensible en su versión original sus palabras, amén de un diálogo no muy claro. Harrison Ford, Dennis Hopper, Laurence Fishburne… destacando por encima de todos Robert Duvall en su papel de Bill Kilroge, quizá la mejor escena rodada en el mundo del cine.

Fotografía reluciente, con escenas y primeros planos espectaculares, sonido e imagen revisado y remasterizado para la versión Redux. La banda sonora no tiene desperdicio, Wagner y ‘La Cabalgata de las Valkyrias’, The Doors y ‘The End’, Rolling Stones y ‘(I Can’t Get No) Satisfaction’…qué decir.

Finalizando, que esta pequeña joya del cine ha sufrido una segunda juventud, repito, una revisión estupenda que mejora notablemente con creces a su original. Algunos puristas quizás deseen la original, con su sonido y su imagen, pero yo prefiero esta, con sus escenas añadidas, con una limpieza de cara. Recomiendo su visionado, con tranquilidad porque son 3 horas y media de film, paciencia y vereis como no os arrepentireis.

“Good morning, Vietnam!”

Hurón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: