Archive for 22 septiembre 2008

h1

Sin Control

Lunes, 22 septiembre, 2008

Thriller dramático fechado en 2005, protagonizado por Clive Owen y Jennifer Aniston, por primera vez en un papel desnudo completamente de humor. He de confesar que esperaba algo completamente diferente a lo que luego resulta ser este film. Teniendo en mente las últimas obras protagonizadas por este actor británico de aspecto rudo y sincero, esperaba más acción u otro tipo de dramatismo en el que llevara el peso de la historia, pero lo cierto es que no me convence demasiado en este papel. La historia se globaliza y dispersa entre personajes y detalles innecesarios que tras un comienzo prometedor y con un punto picante y morboso se disocia y estropea, aunque, al menos, más tarde tiene un detalle que rompe con el tan desastroso final que de forma absoluta prometía tener.

Trata que un día, Charles Schine (Clive Owen), como otro cualquiera en Chicago, toma el tren para ir a su trabajo, pero al pasar el revisor se da cuenta que no tiene el billete ni dinero para pagarlo de nuevo, es cuando Lucinda Harris (Jennifer Aniston) le presta su ayuda y empiezan a charlar amistosamente. Son dos ejecutivos, casados y con hijos que saben cómo hacer su trabajo y lo que quiere la gente de ellos, de esta forma casual comienzan a quedar cada vez más a menudo hasta comprobar ambos la atracción que sienten y que les apetece, con algunas reservas, llevar cada vez más lejos aunque sea algo indebido. Es entonces cuando la historia da un vuelco inesperado, pues cuando están en la habitación de un hotel, les atracan de forma brutal, dándole a él una paliza dejándolo tirado en el suelo semiinconsciente y violándola a ella. Pasadas unas horas, él se despierta y se da cuenta que ya nada volverá a ser igual, ella se niega a ir al hospital y a la policía a pesar de que él se lo propone. Tras un tiempo sin saber nada de los implicados en aquello que pasó, es acosado por el atracador que lo amenaza entrando en su casa y relacionándose con su familia, será entonces cuando empiezan a intervenir personajes secundarios que no hacen más que complicar y empobrecer en parte la trama.

A destacar la presencia de Vincent Cassel, que, a mi parecer, pudiéndole sacar más partido a su personaje, está excesivamente exagerado cuando no hace falta y viceversa. He de admitir que me disgusta e incluso me choca bastante en el papel de violador tras haber participado en la singular “Irreversible” en la que es a su esposa, en la ficción y en la vida real por entonces la actriz Mónica Bellucci, la que protagoniza una de las violaciones más detalladas del cine actual.

No desvelo el final, porque entonces qué gracia tiene estar casi dos horas viendo el film para conocer cómo acaba.

Si os intriga el misterio dramático no demasiado profundo os gustará, es que a mí, ya que me pongo a ver una historia de este tipo, prefiero que me impacte hasta las últimas consecuencias.

Hasta la próxima historia. Chuss

Anuncios
h1

WΔZ. Amor vs Tortura

Jueves, 18 septiembre, 2008

“Agradable” film que escoge lo mejor de Sawes y otras chorradas (es decir, la violencia explícita) y lo enmarca en una historia interesante con una alta calidad de realización.

Un hombre que fuma conduce por las oscuras y desiertas calles hacia el lugar donde ha aparecido el cuerpo electrocutado de una mujer embarazada. Es el detective Eddie Argo (Stellan Skarsgård) que, junto a su nueva compañera (¡qué se le va a hacer!, este género parece que obliga a poner dos protagonistas unidos por un objetivo común con un carácter muy dispar), tratará de resolver el caso. La asesinada es la novia de un conocido matón entre la policía y tiene un mensaje en su cuerpo que es el título de la película. A dicho novio lo encuentran ahorcado con señales de haber recibido una brutal tortura.

Apartando a un lado los tópicos de este tipo de cine y siendo conscientes del “daño”/impresión que causó Seven en su día, estamos ante una película seria con un guión muy sólido que está rodada con cierto arte. La oscuridad y podredumbre del suburbio donde se sitúa la acción está muy conseguida permitiendo un escenario perfecto para desarrollar la cuestión filosófica del film: ¿qué es más fuerte? ¿lo bueno o lo malo? ¿somos capaces de cualquier cosa con tal de sobrevivir o dejar de sentir dolor? ¿somos tan diferentes de los animales o sólo aparentamos serlo gracias al estado de bienestar?

Los actores están correctos y entre ellos destaca Selma Blair (compañera de Argo en la película) ayudada por que es el único personaje que no cambia a medida que transcurre la acción (es la mirada objetiva y sana de todo lo que está sucediendo y con fruncir el ceño al final demostrando que está pensando en ello ya cumple). Más difícil lo tienen los demás actores principales de la historia; personajes duros que se derrumban y es en esa parte donde no dan la talla. Aunque no llega a ser escandaloso, se perdona por la dificultad que entraña recrear esa situación.

Director novel que no podría tener un mejor comienzo en esto de los largos. Tom Shankland ha pasado con nota esta dura prueba atreviéndose con una temática y un género demasiado trillado ya y en el que parece que ya no caben las sorpresas como no sean de montaje. Cosa de la que él escapa en este film y no sale escarmentado. Habrá que esperar con qué nos brinda en el siguiente proyecto.

La recomiendo si tienen estómago porque no da ningún respiro convirtiéndola en un metraje bastante crudo (aunque no llega al nivel de Irreversible). Para los que vieron Seven, les sorprenderá su magnífica factura. Para los que no la vieron, estarán de acuerdo con que es una película muy buena. Para estos últimos: hay una película antigua mucho mejor.

Más info: http://www.imdb.com/title/tt0804552/

h1

Despierto. Anestesia caducada.

Lunes, 15 septiembre, 2008

Mala, muy mala película. Despierto es una película dirigida y escrita por un novel Joby Harold muy desacertada en sus inicios. Sin pies ni cabeza, un guión muy débil y actores con interpretación muy regular.

Clay Beresford es un joven millonario que tiene una aventura de amor escondida con Sam, la secretaria de su madre. Ellos tienen la historia en secreto porque su madre sobreprotege al muchacho después de perder a su padre en un “accidente”. Asi transcurre la primera parte de la película, una historia de amor un poco noña de cenicienta y príncipe, con la madre que es la que se niega a la relación y a la intención de casarse entre ambos.

Luego llega la parte principal de la película, Clay tiene una cardiopatía y necesita un transplante de corazón, su amigo el Doctor Jack Harper le hará la operación cuando el corazón llega. Por culpa de una mala praxis en la anestesia y un anestesista que no conoce el equipo Clay se queda despierto durante la operación. Pero esto no es más que una anécdota, algo que realmentre sería interesante en la película pero se queda en eso, en anécdota. La trama principal degenera en un thriller poco creíble y un complot para quedarse con el dinero de Clay. Presenta también aspectos fantásticos con un limbo donde se reúnen los espíritus que están a punto de morir, nada creíble en la película.

El argumento cae cuando en el guión no se centra en que el prota está despierto y siente el dolor. Se llena de flashbacks donde intenta enlazar un guión que no tiene por donde cogerse. Ya tenía yo mala espina por la película en cunato al reparto: Jessica Alba, muy guapa, pero con dotes interpretativas no muy buenas, o todavía no ha demostrado mucho. Hayden Christensen es un actor que no me gusta nada, ya me demostró en las dos últimas películas de Star Wars que no sabe interpretar muy bien, totalmente desaprovechado el papel de Anakin; y el que me ha sorprendido negativamente es Terrence Howard después de un papel en Crash muy bueno.

Hraold debuta bastante mal, con una película que se estrella mucho, sin pies ni cabeza. Un guión loco, loco, actores que no levantan nada de la película, ni el ánimo. Valor hay que tener para estar despierto y aprovechar esta película. El director y guionista ha hecho una película para olvidar. Una buena idea, tratar la angustia de las personas que se quedan despierto en operaciones de cirugía pero se queda en eso, en buena idea. Ha tergivesado tanto la historia que lo principal, que Clay se queda despierto, es una anécdota que sobra en la película. Thriller sin ambición, lo único positivo es que no dura mucho, aunque de tanto tergiversar la historia y no centrarse en nada se queda en algo que no atrae y deja totalmente diferente.

Un film que puede servir perfectamante para justamente lo contrario de su nombre. Os felicito si se quedan despiertos viéndola. Yo prefiero echarme a dormir y perdérmela, seguro que aprovecho mejor las horas.

Hurón.

h1

La escafandra y la mariposa. E-S-A-R-I…

Viernes, 12 septiembre, 2008

La escafandra y la mariposa viene abalada por grandes premios y también por grandes amigos que me recomendaron verla con mucha insistencia. Biografía de Jean-Dominique Bauby, después de visionarla creo que todo el mundo tiene la decepción de esperar algo más grande que esta película cuando te la recomiendan tan efusivamente.

Jean-Dominique Bauby (correctísimo Mathieu Amalric) es el redactor jefe de la revista Elle, triunfador y separado, a sus cuarenta y pico años sufre un infarto que lo sumergue en un coma durante tres semanas despertando con un mal que es el síndrome de cautiverio. Apostrado en una cama y con sólo la movilidad de su ojo izquierdo se revisa en primera persona las vicisitudes de este hombre por volver a vivir esta nueva vida llena de problemas tanto de alimentación como de comunicación. Gracias a los grandes cuidados en el Hospital Berck-sur-Mer en el norte de Francia y de su logopeda Henriette que hace un código de comunciación para mantener diálogos con Jean-Do, el paciente intenta recuperar movilidad y el habla poco a poco.

Después de esta primera parte de la película, da un giro en su tema argumental y en la visión subjetiva del film. Jean-Do tiene un contrato para escribir un libro, la versión femenina de El Conde de Montecristo, pero lo aprovecha para escribir otro, el libro homónimo “La escafandra y la mariposa” con ayuda de Claude, una asistente que Jean-Do le dicta lo que quiere. Para Jean-Do la escafandra es su cuerpo y la mariposa su imaginación. Como bien dice en la película lo único que no tiene muerto es la imaginación y los recuerdos. En esta parte se apilan flashbacks de la vida de Jean-Do con la visita de varios amigos, pasando por su esposa Céline y la de sus tres hijos.

Sobria y sobrecogedora en sus inicios, la película pasa en su segunda parte a un ritmo lento y a veces pesado para describir cómo escribe su libro Jean-Do. Lo que me sorprende que es una película muy valorada, que sí, que está muy bien pero no creo yo que tenga más repercusión. Julian Schnabel hace una correcta película con muchos matices de Mar Adentro de Amenábar aunque con dos tipos diferentes: Ramón Sampedro quería morir y Jean-Do quería vivir. Hay escenas que recuerdan mucho a la producción española. ATENCIÓN SPOILER: Al final del pasillo hay un busto de una emperatriz francesa, un celador deja a Jean-Do allí y éste imagina por detrás a su amante vestida de época acercándose a él, él se levanta de la silla y la besa apasionadamente. Recuerda cuando Amenábar rodó a Ramón Sampedro levantándose de la cama para tirarse por la ventana y volar. FIN SPOILER

Schnabel ha hecho una película que no cae en la lágrima fácil ni en el sentimiento de pena, con matices heredados, repetimos, de Mar Adentro de Amenábar. Esperaba mucho más de esta película, sorprendería si toda la película fuera subjetiva como en sus primeros compases, para mí la encajono en el mismo lote que la película española. Cada personaje tiene su papel fundamental en el desarrollo del film, perseverancia de su mujer, miedo de su amante, pena de su padre, etc. Grande la actuación de un rescatado Max von Sydow en el papel de Papinou, padre nonagenario y viudo de Jean-Do, aquejado de no poder ver a su hijo y encerrado en su síndrome de cautiverio que es su casa.

Lo más positivo es que no deja indiferente, ¿y vosotros qué opináis?

Hurón.

h1

Chrysalis. Buen comienzo, aburrida en lo demás

Miércoles, 10 septiembre, 2008

 

Fallida película de ciencia ficción que trata de ser tan antiséptica que ni los efectos especiales nos hacen despertar durante su visionado. El filme arranca con dos acciones totalmente diferenciadas que a lo largo del metraje se unen para llegar al final de la mano. En una, un brutal accidente de tráfico nos muestra a una madre con su hija hablando y llevándose muy bien antes de la desgracia. En otra, dos policías que son pareja persiguen a un delincuente que finalmente escapa matando a la chica. Con esta introducción que entretiene, la película se centra en la labor del policía viudo (Albert Dupontel), al que le encargan un nuevo caso de una chica muerta sin identidad que tiene unas extrañas marcas en los párpados y que (no sé por qué) se asocia al criminal que busca sin éxito. Para este caso le asignan una nueva compañera que tendrá que lidiar con su hermético carácter. Ayudado por el típico informador drogadicto que habla a base de golpes, sabrán la identidad de la chica y que tiene una hermana en paradero desconocido a la que buscarán a toda costa. Esta historia se entremezcla con las dos mujeres que sufrieron el accidente de tráfico y resulta que la madre es una prestigiosa cirujana dueña de la clínica más avanzada que con ayuda de un cirujano plástico reconstruye a su hija (Mélanie Thierry) que sufre pesadillas y le cuesta recordar.

A mitad de metraje se conoce que han robado una máquina militar capaz de digitalizar los recuerdos y, por tanto, de borrarlos o insertar unos nuevos. No hace falta pensar mucho para saber cómo transcurrirán las cosas y todas las sorpresas de la película se van sucediendo fláccidamente ya que se huelen a lo lejos. Esto unido a la prácticamente falta de acción que hay (sólo reseñables las dos peleas entre el policía y el criminal, destacando la que sucede en el cuarto de baño) convierte el filme en cansino y nada entretenido. La falta de acción en este tipo de películas provoca que para que sea al menos interesante, el guión tiene que ser mucho mejor que bueno y éste no lo es.

Lo único agradable de ver es que muestra un futuro nada lejano y bastante probable, aunque también es verdad que en ningún momento se retrata la sociedad en sí. Sólo nos muestran el futuro que hay alrededor de los personajes, no el del mundo como Blade Runner, Yo, robot o Minority Report por poner algunos ejemplos. Supongo que esto llevaría a un alto presupuesto que no se podrían permitir o que no se lo dejarían en manos de un joven realizador sin experiencia en largos. La diferencia entre esas películas y esta (más allá que para mí sean clásicos salvo Minority Report) estriba en que están realizadas con ambición.

Los actores tampoco ayudan, parecen meros extras de lo que están pasando y con esa actitud de poca implicación en el proyecto (se nota) dejan una película totalmente vacía que termina desilusionando. Lo único loable es que el director en ningún momento lo trata de arreglar con una historia de amor entre los personajes. No hay besos (ni en el final), abrazos de despedida, nada. Si acaso, algunos recuerdos y pequeños destellos de deseo que si se hubieran explotado mejor por parte de los actores mejoraría el metraje.

No recomiendo verla. No se pierden nada. No hay despliegue de medios técnicos que dejen con la boca abierta, hay otras películas de acción mucho más interesantes como la trilogía de Bourne o Distrito 13 que tienen una coreografía muy parecida y el guión tiene serios vacíos. A pesar de ser corta, se hace larga la visión.

Más info:   http://www.imdb.com/title/tt0884335/