h1

Cuando el Viento Sopla. La imbecilidad de la guerra

Viernes, 10 octubre, 2008

Film de animación de finales de los ochenta que visualmente no ha aguantado el paso del tiempo aunque la temática sigue vigente a pesar de la desaparición de la Guerra Fría.

Narra la peripecia de una pareja de viejecitos que decide prepararse ante la inminente guerra que se avecina según los medios de comunicación con la única ayuda de folletos informativos del ayuntamiento y el gobierno.

La película gira en torno a una simplicidad que llega a ser insultante. No se puede ver con la mentalidad de ahora (veinte años después). Hay que entenderla en su contexto y, sobre todo, los personajes; son dos ancianos, y cuando digo ancianos, ancianos de verdad, de estos que chochean y mezclan el pasado con el presente, que no tienen ni idea de dónde viven, etc. Creo que todos hemos tenido un familiar así o al menos hemos conocido a alguien, preguntadle a esas personas, si aún viven, algo duro que les pasara en el pasado y comprobaríais que esta película no tiene un guión inocente, sino que es demasiado real, tanto que llega a desesperar como cuando hablamos con una persona de estas características hoy, incluso veinte años después. A esto, añadirle que los conocimientos de la población de ahora sobre las bombas atómicas está a años luz de aquella época. Si sois capaces de superar este escollo (que no es nada fácil porque llegas a pensar que los personajes más tontos no pueden ser), descubriréis uno de los mejores metrajes contra la guerra que se hayan podido realizar.

Mezclando los dibujos animados con la animación fotograma por fotograma y junto a ese guión tan… simple y bobalicón, se esconde una crudeza tan dura y seria que nos deja con el corazón en un puño y, atentos, sin ningún uso del sentimentalismo. El director, Jimmy T. Murakami, en ningún momento trata de entristecernos cogiéndole cariño a esta pareja de viejos para que lo pasemos mal con ellos. No. Va mucho más allá. Esta película tiene una profundidad tan insondable y triste que no necesita ningún superfluo artificio común en el cine de hoy en día abanderado sobre todo por el cine americano y asiático. Esto se sirve en frío y en frío entra en nuestro espíritu para dejarnos hundidos (para todo aquel que piense y tenga algo de sensibilidad y conciencia global, claro). Aparte de tontos, esta pareja ama la guerra porque vivieron la Segunda Guerra Mundial en el bando de los buenos y ganaron por la libertad y esas cosas. Esto provoca que la visionemos desde un punto de vista mucho más alejado ya que no permite en ningún momento la afinidad con los protagonistas logrando así un alegato fuerte, inexcusable, objetivo y bien cimentado contra la guerra. Esta película muestra que el pacifismo no es ninguna tontería new age ni parapeto de los débiles.

Por último, sólo señalar que aunque el tiempo no ha pasado en balde, las imágenes son bastante buenas llegando a unas transiciones sublimes que están a la altura de la película Pink Floyd: El Muro, otra que tampoco aguanta muy bien el paso del tiempo pero que tiene unas excelencias artísticas admirables.

Más info: http://www.imdb.com/title/tt0090315/

Anuncios

One comment

  1. Esta película es una delicia. Como con poco, sin efectos ni 3d ni pollas en vinagre. De obligada visión para entender lo que fue la guerra fría y su temor nuclear. Debería ser carne de instituto. Es hermosa y sencilla, conmovedora, veraz… Y ha envejecido como tenía que envejecer: Convirtiéndose en un clásico.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: