Archivo del autor

h1

Lo que el Viento se Llevó

Miércoles, 25 noviembre, 2009

Encontrándonos en el año 2009, considero que es justo conmemorar el 70 aniversario de muchos sucesos acaecidos en 1939, de gran importancia para la humanidad y la historia más cercana, y lejana para generaciones más jóvenes, que no debemos olvidar  como el final de la Guerra Civil Española, el inicio de la Segunda Guerra Mundial y por supuesto en  lo que a nosotros como cinéfilos concierne, el estreno de tres grandes obras maestras, cada una única en su género pero no menos reveladora por los acontecimientos que narraron, estas son: Cumbres Borrascosas, El Mago de Oz y Lo que el Viento se Llevó.

He decidido comenzar con la que, desde mi punto de vista, es una de las mayores obras maestras que se han hecho jamás en el séptimo arte, es: Lo que el viento se llevó, con el añadido que la han repuesto tantas veces en la televisión, normalmente en fechas vacacionales como Navidad o Semana Santa, que ha promovido que sea de los clásicos más vistos en la historia del cine, aunque fuera por obligación.

Como comentamos al inicio, su año fue uno de los más apasionantes en la gala de los Oscar ante su dos grandes rivales. Con 13 nominaciones, sería ganadora de 9 por las categorías de película, director (Victor Fleming), actriz (Vivien Leigh), actriz secundaria (Hattie McDaniel), galardón histórico al ser el primero concedido a una actriz afroamericana, guión, fotografía, decoración, montaje y  logros técnicos. Todos merecidos.

Basada en una novela homónima de Margaret Mitchell. El argumento se desarrolla en 1861 cuando está a punto de estallar la Guerra de Secesión, en el sur estadounidense donde los caballeros románticos dueños de haciendas algodoneras en cuyas mansiones celebran fastuosas reuniones y fiestas, están deseando el inicio de la guerra ante su equivocada visión que su forma de vida es la correcta, la decente y, como caballeros, serán los vencedores. Ante tal vision romantica y apasionada de la vida encontramos a nuestra protagonista Scarlett O’Hara, hija de uno de estos adinerados caballeros, la más guapa, caprichosa, admirada y deseada por todos los muchachos de su región. Ella, sin embargo, sólo ama dos cosas además de su familia: Tara, la finca de su familia donde nació y que le da su fuerza y Ashley, un joven que está prometido con su prima Melanie, de exquisita educación pero de frágil carácter, y que siendo conocedor de la pasión que Scarlett le procesa, éste no es capaz de aclarar si le corresponde. En una de estas fiestas conoce de forma accidentada al atractivo, descarado y con reputación de vividor, Rhett Butler, que no tiene inconveniente en declarar que los cañones yankees arrasarán sin ningún miramiento con sus sueños de batallas de otras épocas. Antes de acabar la tarde se declara la guerra y todos los jóvenes corren a alistarse, será entonces cuando empieza nuestra historia; las aventuras y desventuras de la que pasa a ser nuestra heroína.

En la película  participaron 3 directores: Victor Fleming, George Cukor y Sam Wood, aunque sólo en los créditos aperece el primero.

Película irrepetible porque desde el primer hasta el último segundo mantiene la historia llena de sentimientos absolutamente apasionados que atrapan irremediablemente al espectador, que ríe y, sobre todo, llora gracias a la forma de contarla y retratar la novela en la que está basada, como a la química existente entre sus dos protagonistas Clark Gable y Vivien Leigh, puede ser gracias a que no se soportaban en la vida real lo que provocara que fueran más apasionados, más cuando conocemos curiosidades  como que ninguno de los dos eran en origen los actores destinados a estos papeles, pues se pretendía que fueran Errol Flynn y Bette Davis, porque con esta película empezaron ha utilizarse técnicas de rodaje, se usaron miles de extras o porque cuando ruedan una de las escenas hacia la mitad del film, en la que atraviesan un gran incendio, utilizaron como pasto de las llamas decorados antiguos de otras películas y provocó que acudieran los bomberos al creer que realmente se incendiaban los estudios ante la magnificencia de las llamas.

Más de tres horas de emociones a flor de piel, grandes y atractivos actores que siempre quedarán en nuestras retinas como Rhett y Scarlett, ambientación, decorados, vestuarios y fotografía impecables, que como siempre digo, un clásico de hace tantos años no sólo tiene argumento, aspecto que en el cine actual escasea, sino que, además, se suma que fueran capaces de crear semejantes obras de arte sin contar con técnicas apoyadas por el ordenador por ejemplo.

Recomiendo mucho verla pausadamente, aunque dudo que pueda haber alguien que no haya visto, como mínimo. algún fragmento.

Que la disfrutéis mucho y hasta muy pronto.

Posdata: Se me olvidaba añadir que si sois algo sentimentales, la veáis con pañuelos a mano, pues la última vez que la ví los eché en falta.

Saluditos.

h1

Le Divorce

Domingo, 09 agosto, 2009

le divrce

Le Divorce: curioso film del 2003, protagonizado por un extenso reparto franco estadounidense, aunque sí es cierto que los actores anglófonos no son todos americanos, Kate Hudson, Naomi Watts y Glenn Close, entre otros.

Llegó a nuestro país directamente a través de los videoclubs.

Se trata de una historia, con un punto de originalidad, basada en una novela homónima que obtuvo una gran crítica en el New York Times, cuya idea básica es la de reflejar el sentimiento de un extranjero en la ciudad de París.

Desde mi punto de vista, es un trabajo curioso con personalidad y con un punto intimista que la aleja de las tragicomedias comerciales estándar. Algo que se agradece cuando cada vez las películas, en lugar de ser originales, sólo se dedican a hacer remakes más malos que los originales hechos con menos medios y muchos años atrás.

Aunque tiene un carácter coral, ya que todos los personajes por pequeños que sean tienen un papel bastante fundamental, las protagonistas principales son Isabel Walker (Kate Hudson) y Roxeanne de Persand (Naomi Watts), dos hermanas californianas que se unen tras un tiempo cuando Isabel llega de visita a París a ver a su hermana y la familia de esta. Isabel es una chica con conocimientos de literatura y documentación y Roxeanne es una poetisa que aún no ha destacado. Justo cuando llega Isabel, su cuñado está abandonando sin previo aviso a Roxeanne. Será, a partir de entonces, cuando empieza nuestra historia, o mejor dicho, historias, pues se irá ramificando.

Roxeanne es una mujer culta que está hecha a la vida que ha adoptado como parisina, tiene un marido bohemio pero  niño rico al mismo tiempo del que está muy enamorada, una hija y un bebé en camino, que tras ser abandonada se niega a divorciarse y a tener que repartir sus bienes, entre los cuales se encuentra un cuadro de Santa Úrsula, símbolo de la pureza comprado por su familia hace varias décadas y que puede resultar ser una obra original de un gran pintor y tener un gran interés para su familia política, para museos y para casas de subastas. Con el paso de los meses irá siendo consciente de que su marido no la quiere, ni le importan sus hijos y que además la deja por otra, una cantante rusa que también está casada.

Al mismo tiempo, Isabel es una chica que consigue lo que quiere y a través de una amiga escritora de Roxeanne, Olivia Pace, conseguirá un trabajo de clasificación de una documentación que ha vendido y que tiene pendiente de organizar, se lía con el ayudante de la escritora hasta que se hace amante de un tío de su cuñado que es un defensor de la conducta correcta y tradicional aunque en casa no lo aplica.

La Familia de Persand pretende reflejar la típica familia adinerada que todo lo manipula y esconde con el fin de obtener provecho y no dar escándalos.

En contraposición de los Walter, familia americana culta que acaba por viajar a París para ayudar a su hija, ya que ésta es la que está en minoría.

La historia es interesante de ver y, como apasionada de la moda, debo decir que podrían haberle dado un poco de glamour a lo que rodea la historia, aunque bien es cierto que dejan claro en el film que el estilo es francés y la forma de vida práctica y cómoda  es la norteamericana.

Para finalizar diré que es una película singular con tantos personajes que con alguno nos podemos identificar y que acaba poniendo a todo y a todos en su lugar.

Saludos y que la disfrutéis.

h1

El Curioso Caso de Benjamin Button

Domingo, 29 marzo, 2009

elcuriosocasodebenjaminbutton

Tras la edición 81 de los Oscars, hace en torno a un mes este trabajo firmado por David Fincher con guión de Eric Roth y protagonizada por Brad Pitt y Cate Blanchett tenía 13 nominaciones, obteniendo finalmente 3 Oscars: mejor artística, maquillaje y efectos visuales.

En España se estrenó apenas 20 días antes de la ceremonia junto con otras películas también candidatas, lo que es un arma de doble filo pues puede verse sobrestimada si consigue muchos galardones pero luego defraudar al gran público en contraposición con la perspectiva de la academia que galardona.

El guión, que data de los años 20 del siglo XX, en origen habla de cómo los jóvenes desperdician su vida y acaba siendo una historia de amor que perdurará en el tiempo.

La historia plantea la sempiterna expresión de los mayores de “desearía tener 20 años pero con la madurez que tengo ahora”. Pues bien, ¿qué pasaría si esto sucediera pero con el inconveniente  que, aún así, el tiempo sigue transcurriendo?

Nuestro protagonista nace en el año y día que termina la gran guerra, la Primera Guerra Mundial, en Nueva Orleans, con 80 años y el aliciente añadido que cada día que pasa se hace más joven. Parece que está influenciado por la construcción ese mismo año de un reloj realizado por un artesano ciego que acaba de perder a su hijo en combate y que decide, en homenaje a éste y a los caídos, que el reloj gire en sentido contrario, con la esperanza que podamos mirar atrás e impedir que los males y daños que sufrimos se eviten.

Benjamin es hijo de un empresario adinerado fabricante de botones. Ante el impacto de la pérdida de su amada esposa durante el parto y al ver que la criatura parece deforme, decide abandonarlo en la puerta de una residencia de ancianos donde la cuidadora, una mujer negra, soltera y estéril, se apiada de él y lo acoge como suyo. Dado el estado de salud en que se encontraba, lo dan por muerto en pocos días y será entonces cuando se empiece a notar que es un niño especial. Tratado, excepto por su madre, como un anciano más, irá formándose en la vida con la ayuda de sus compañeros de residencia, los cuales aportan sus conocimientos, vivencias y anécdotas. Será gracias a uno de ellos, a la edad de 12 años, cuando conocerá a la persona más importante, a Daisy, una chica de tez de porcelana y cabello pelirrojo que lo cautiva desde el primer instante. A partir de aquí os dejo a la imaginación y a la visualización de su historia.

Pero el film no empieza directamente en su nacimiento, sino que se presenta como el relato de una mujer que le lee un diario antiguo a su madre, la cual es muy anciana y está hospitalizada sólo esperando a que le llegue su hora. El hospital está cerrado pues se acerca un huracán.

Si es cierto que aunque se trata de una especie de cuento, al mismo tiempo se repasa, desde la perspectiva de los personajes, el transcurso del siglo XX y principios del XXI.

La película dura algo más de dos horas y hay a quien le puede parecer excesiva, pero debo decir por mi parte que son necesarias e incluso insuficientes en algunos puntos en los que no se desarrolla el argumento demasiado.

Desde el punto de vista técnico, aunque no he visto algunas de las otras películas candidatas, me cuesta creer que hubiera otro trabajo merecedor de esos premios. Se usan técnicas desde el maquillaje y la caracterización. La superposición de las caras sobre cuerpos diferentes es de  tal exactitud que si no fuera porque conocemos su anatomía no dudaríamos ni por un segundo de su veracidad. Hasta utiliza una técnica novedosa de lifting digital para poder situar facialmente al personaje con la edad que le corresponde tener.

Para finalizar, como hago siempre, recomiendo verla y prestar atención en la escena simple pero impactante, ya casi al final, en la que estando Benjamin en brazos de Daisy, ésta le desea buenas noches. Y disfrutarla pues, si bien no por su historia al menos por ver el cine del futuro con métodos visuales muy novedosos.

Saludos y que disfrutéis del cine, ese invento que en apenas un siglo ha cambiado nuestra vida para siempre.

h1

¡Qué bello es vivir!

Sábado, 03 enero, 2009

quebelloesvivir

Hola a todos. Tras unos meses de ausencia, he vuelto para recomendaros una obra de arte visual propia de estas fechas navideñas, ocasión por la cual aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo 2009 y que los Reyes os traigan muchos regalitos.

La obra a la que me refiero es este gran film que ya es todo un clásico, el cual podemos disfrutar de forma ocasional o anual en la televisión, aunque desafortunadamente lo suelen emitir a altas horas de la madrugada sin previo aviso y que si ves que la están poniendo es porque estabas zapeando y diste con ella, hecho que es una pena pues esto ocurre con bastante frecuencia con otras tantas películas geniales mientras, en contraposición, sí nos obligan a tragarnos series sin sentido en la que todo gira en torno al sexo en pleno horario infantil.

Fechada en 1946, bajo el guión y la dirección de Frank Capra y protagonizada por el magnífico James Stewart, fue nominada a los Oscar con numerosas categorías pero no recibió ninguno. Contiene una mezcla de comedia, drama, cine negro, algún efecto especial (modesto, no hay que olvidar la época en la que se realizó) y, por supuesto, Navidad.

Para empezar debo decir que es blanco y negro, característica que en esta ocasión ayuda a singularizarla y a darle más personalidad, pues si me la imagino coloreada, perdería gran parte de su encanto.

Completa en todos los detalles, comienza con unos títulos de crédito que son tarjetas decoradas con motivos típicos. La historia se desarrolla en la ciudad de Bedford Falls, se inicia con los ruegos provenientes de diferentes personas, todos ellos dirigidos a Dios pidiéndole que ayude a una persona, a George Bailey. Será entonces cuando San José decide que tendrá que ayudarle mandándole un ángel que aún no tenga sus alas, pero antes ha de poner a este ángel de segunda clase, un relojero llamado Clarence, en antecedentes sobre la vida de aquel al que pretende asistir.

George Bailey será a partir de ese momento el gran protagonista de nuestra historia. De niño a hombre se van marcando acontecimientos que nos mostrarán cómo un chico con gran corazón y alma pura se verá en numerosas ocasiones en la situación de escoger entre sus sueños o lo que es más conveniente para aquellos que conoce de toda la vida que son vecinos, amigos y familiares. Se convertirá, sin pretenderlo, en un héroe de los que escasean, uno de carne y hueso, a los que se le otorga ese adjetivo por sus obras, no por la capa o las mallas.

Pero no son sólo heroicidades las que hará, también llegará el momento que todo héroe que se precie ha de plantearse al menos en una ocasión; si merece la pena serlo. Es entonces cuando su ángel le permitirá conocer cómo sería la vida de los suyos si el nunca hubiera nacido, una gran oportunidad que muchos desearíamos vivir para ser conscientes de cómo nuestros actos por mínimos que sean, influyen en la vida de otras personas y además plantea una cuestión algo más profunda: ¿será cierto que nuestros actos desinteresados nos serán devueltos cuando estemos en apuros?

Como podéis comprobar, no quiero desvelar con detalle el argumento, pues entonces; ¿qué gracia tendría verla? Sólo añadiré que la forma idónea para disfrutarla es con tiempo, acomodados en el sofá con la estufita y una taza de chocolate, que estamos en invierno y hace mucho frío fuera. Que la disfrutéis y hasta la próxima cita, saluditos.

chuss

h1

Novio de Alquiler

Sábado, 11 octubre, 2008

Comedia romántica de 1997, protagonizada por una facialmente desconocida Jennifer Aniston. Aparentemente es sólo otra comedia entretenida y no más, pero, además de ser bastante completa, viene a reflejar algo muy actual en el ambiente laboral como es que el jefe decide según nuestro aspecto y lo hasta el cuello que estemos económicamente, mejor si tenemos hipoteca, letras del coche, familia que alimentar, etc., lo merecedores que somos de un ascenso, de tener mayor responsabilidad o todo lo contrario, pues saben cuándo estaremos dispuestos a aceptar cualquier condición infrahumana por no quedar parados.

Una situación que aunque la veo a diario aplicado a la vida real, no deja de impactarme; sobre todo porque no sólo se trata que los jefes nos expriman y presionen, sino que los trabajadores se lo permitimos en muchas ocasiones por miedo, auténtico pánico, por no ver más allá de lo conocido, por pensar que nos falta experiencia, nos sobran años, tendremos que salir de nuestra parte de la ciudad para ir a trabajar en coche a otra población, si me quedo en paro nunca volveré a trabajar… Debemos ser más optimistas y tener presente que una empresa se sustenta de los trabajadores, que salir de tu ciudad no es tan malo, seguro que conoces pueblos cercanos que de otra forma no hubieras visitado. En definitiva, que nuestra actitud lo es todo y si nosotros no nos vemos capaces, tampoco los otros nos verán así.

La historia versa sobre Kate, una publicista de 28 años, soltera y sin compromiso que vive de alquiler y con unas enormes ganas de comerse el mundo y poner un anuncio en Times Square o en la Super Bowl. Es muy buena en su trabajo y está haciendo que su empresa esté cada vez consiguiendo más cuentas de productos a publicitar, pero a la hora de repartir las responsabilidades para ya desarrollar las campañas, no cuentan con ella, lo que provoca su indignación y le hace ir a pedir explicaciones a su jefe. Es entonces cuando éste le dice en su cara que al contrario que los demás, que sí tienen un puesto de responsabilidad, es porque tienen una vida que “no se pueden permitir”, lo que le garantiza que irán a trabajar cada mañana, cosa que no pueden asegurar que ella haga y además se exponen a que se pase a la competencia en el momento que le ofrezcan algo mejor. Aquí es cuando su amiga  y compañera le dice a su jefe que sí tiene compromisos y que tiene un novio con el que se acaba de prometer, lo cual es falso aunque el chico al que se refiere existe, es un amigo de un amigo al que conoció en una boda y del que tiene una foto. A partir de ese instante empiezan los enredos y la parte más cómica del film.

chuss

h1

Sin Control

Lunes, 22 septiembre, 2008

Thriller dramático fechado en 2005, protagonizado por Clive Owen y Jennifer Aniston, por primera vez en un papel desnudo completamente de humor. He de confesar que esperaba algo completamente diferente a lo que luego resulta ser este film. Teniendo en mente las últimas obras protagonizadas por este actor británico de aspecto rudo y sincero, esperaba más acción u otro tipo de dramatismo en el que llevara el peso de la historia, pero lo cierto es que no me convence demasiado en este papel. La historia se globaliza y dispersa entre personajes y detalles innecesarios que tras un comienzo prometedor y con un punto picante y morboso se disocia y estropea, aunque, al menos, más tarde tiene un detalle que rompe con el tan desastroso final que de forma absoluta prometía tener.

Trata que un día, Charles Schine (Clive Owen), como otro cualquiera en Chicago, toma el tren para ir a su trabajo, pero al pasar el revisor se da cuenta que no tiene el billete ni dinero para pagarlo de nuevo, es cuando Lucinda Harris (Jennifer Aniston) le presta su ayuda y empiezan a charlar amistosamente. Son dos ejecutivos, casados y con hijos que saben cómo hacer su trabajo y lo que quiere la gente de ellos, de esta forma casual comienzan a quedar cada vez más a menudo hasta comprobar ambos la atracción que sienten y que les apetece, con algunas reservas, llevar cada vez más lejos aunque sea algo indebido. Es entonces cuando la historia da un vuelco inesperado, pues cuando están en la habitación de un hotel, les atracan de forma brutal, dándole a él una paliza dejándolo tirado en el suelo semiinconsciente y violándola a ella. Pasadas unas horas, él se despierta y se da cuenta que ya nada volverá a ser igual, ella se niega a ir al hospital y a la policía a pesar de que él se lo propone. Tras un tiempo sin saber nada de los implicados en aquello que pasó, es acosado por el atracador que lo amenaza entrando en su casa y relacionándose con su familia, será entonces cuando empiezan a intervenir personajes secundarios que no hacen más que complicar y empobrecer en parte la trama.

A destacar la presencia de Vincent Cassel, que, a mi parecer, pudiéndole sacar más partido a su personaje, está excesivamente exagerado cuando no hace falta y viceversa. He de admitir que me disgusta e incluso me choca bastante en el papel de violador tras haber participado en la singular “Irreversible” en la que es a su esposa, en la ficción y en la vida real por entonces la actriz Mónica Bellucci, la que protagoniza una de las violaciones más detalladas del cine actual.

No desvelo el final, porque entonces qué gracia tiene estar casi dos horas viendo el film para conocer cómo acaba.

Si os intriga el misterio dramático no demasiado profundo os gustará, es que a mí, ya que me pongo a ver una historia de este tipo, prefiero que me impacte hasta las últimas consecuencias.

Hasta la próxima historia. Chuss

h1

Wall·E (Batallón de Limpieza)

Domingo, 24 agosto, 2008

Recién salida del horno de Disney y Pixar, es una gran historia que hace reflexionar, una muy agradable sorpresa teniendo en cuenta cómo está el panorama cinematográfico últimamente. Ir al cine pensando que vas a ver una peli infantil y cuando se desarrolla es una maravillosa historia que toca muchos temas como la naturaleza, la contaminación, el consumismo, la comunicación, el compañerismo, la soledad, la indiferencia y el amor.

Hace 700 años los humanos abandonaron la Tierra debido a la gran cantidad de residuos acumulados que hacían el planeta inhabitable. Lo que en su origen sería un crucero de 5 años, se convirtió en una estancia durante generaciones de comodidad absoluta, incluso la comida es bebible para no tener que esforzarse en masticar. Mientras, en la Tierra, un grupo de mini robots se encargarían de limpiarla y cuando la naturaleza volviera a renacer volverían, pero al poco tiempo se dan cuenta que la tierra está perdida y que sus planificaciones estaban equivocadas.

Wall·E es uno de esos robots, de hecho, después de tantos siglos, el único que queda activo. Pero es más que una simple máquina de limpieza, es un ser vivo pues siente alegrías, tristeza, soledad, nostalgia, curiosidad, incluso tiene una colección de objetos que ha encontrado a lo largo de tanto tiempo de trabajo que cuida como a un tesoro. Sin embargo, no está solo del todo, tiene a una cucaracha de mascota que hasta cae bien aunque en la realidad den tanto asco.

Un día, mientras está de vuelta hacia su refugio, descubre la llegada de una nave espacial que deja allí algo… es Eve, un robot que sondea la superficie terrestre en busca de vida natural sin éxito y que es algo arisca con lo que le asusta. Eve y Wall·E se conocen y se muestran mutuamente aquellas cosas que por sí mismos y solos no conocían.

Pero será Wall·E, el que sin ser consciente, dará el primer paso para la recuperación de la vida, esa vida que los humanos nos encargamos de aplastar y destruir.

Es un trabajo muy interesante de la factoría DisneyPixar, muy completa y con humor, lo que aún es más meritorio si tenemos en cuenta que los diálogos son mínimos aunque la presentación del mensaje es claro y da de frente al espectador.

Después de verla no pude evitar reflexionar lo que estamos haciendo con la vida, la estamos destruyendo, acumulando toneladas incalculables de residuos que cualquier día nos invadirán y tendremos que plantearnos huir a otro lugar de la Tierra o de la galaxia, si nos ponemos futuristas, donde empezaremos a iniciar un nuevo proceso de destrucción, pues allí donde vamos lo modificamos y contaminamos sin miramiento y control.

Sólo tenemos una vida (aunque puede que nos reencarnemos en una mosca o en lo que nos toque) pero detrás vendrán nuestros hijos, sobrinos, nietos… ¿Somos capaces de ser tan irresponsables que nuestra filosofía sea que “arreen los que vengan detrás”? Espero que estemos a tiempo de evitar llegar a la situación reflejada en esta historia pero lamentablemente no van muy desencaminados con el futuro que nos espera.

Tengamos un poco de conciencia de grupo y a todos nos irá mejor.

Saludos y hasta la próxima, Chuss.