Archive for the ‘Acción’ Category

h1

En el Punto de Mira. Típico de Hollywood

Sábado, 22 noviembre, 2008

enelpuntodemira

 

Simple película de acción que se queda a las puertas de ser un gran film por estar realizada en aquel país capaz de lo mejor y de lo peor. En este caso concreto, de lo peor.

La historia se desarrolla en la plaza de Salamanca, donde aprovechando una reunión de dirigentes mundiales, atentan contra el presidente de Estados Unidos de América. Desde diferentes puntos de vista (ya sea la televisión, el servicio secreto, el propio presidente, un turista y los terroristas) nos muestran el atentado y lo que ocurre después para unirse todo en un final lineal que no continúa con el alarde de guión del principio.

Sí, la película es mala de por sí. Mala para el cinéfilo que espera ver en el cine el reflejo de la realidad, los escenarios cuidados, guiones que no sean increíbles, etc. En fin, una historia profunda y bien contada. Los errores en esta película son más graves que en cualquier otra por el mero hecho de estar situada supuestamente en España y como se puede comprobar en los primeros minutos de metraje, eso no es España. El mayor error es ver a todos los españoles sudamericanos (la película se rodó en México utilizando una recreación perfecta de una plaza y poco más). Aunque hay que recordar que esto sólo afecta a los propios españoles, así que…

El resto y salvando los errores de guión que siempre se perdonan en este tipo de películas (¿por qué no vamos a hacer lo mismo con esta?), es una magnífica película de acción con unos actores bastante solventes y famosos. Todos lo hacen muy bien salvo Eduardo Noriega y Matthew Fox que sólo ponen la carita y poco más. Forest Whitaker tampoco sale muy bien parado, pero es por culpa de un personaje que es el más increíble de todos y aún así lo interpreta lo mejor que puede. También se echa en falta una mayor profundidad en los terroristas, sobre todo explicar cómo han podido infiltrarse tan bien en la seguridad.

A mitad de película llega a pesar un poco ver repetidas veces la misma explosión pero cuando todos los puntos de vista se unen para dar una continuidad lineal, el film se transforma en lo que tenía que haber sido desde el principio, que es una persecución endiablada con un alto ritmo que entretiene bastante (desde Ronin no he visto una persecución de coches tan entretenida).

Película para tomar palomitas, olvidarse de ella y no verla más.

Más info: http://www.imdb.com/title/tt0443274/

h1

Dororo. Demonios a la japonesa.

Lunes, 02 junio, 2008

Dororo

Hoy vamos a revisar una película japonesa: Dororo.

En plena época de guerras samurais por la conquista de Japón, un guerrero malherido vende el cuerpo de su hijo que va a nacer a cambio de todas las tierras en un templo gobernado por 48 demonios dejando una cruz en la frente del guerrero como muestra de su pacto.

20 años después, Hyakkimaru es el hijo del guerrero que lo vendió, pero su madre quiso mantenerlo con vida y lo abandonó en el cauce de un río. Encontrado por un chamán especialista en la regeneración de miembros, le reconstruyó todas las partes del cuerpo con cuerpos mutilados de niños por la guerra. Un trovador errante le cede una katana al chamán para implantársela al niño para venganrse de los demonios que le robaron el cuerpo y se la implantan en el brazo izquierdo. Hyakkimaru creció y ahora está listo para su venganza. Cada vez que mata un demonio con la katana vengadora recupera una parte de su cuerpo y esa es su misión en la vida, recuperar su cuerpo completo.

Dororo es una ladrona “hombre” que persigue una venganza, matar al responsable de la muerte de sus padres, el líder de un ejército Daigo Kagemitsu. Reniega del cuerpo de mujer y se hace pasar por hombre para cumplir su venganza. Dororo se cruzará en el camino de Hyakkimaru y ella se sentirá sorprendida por la katana que tiene en el brazo izquierdo, necesitándola ella al ser una katana de venganza para cumplir la suya. Dororo acompañará a Hyakkimaru hasta que recupere el brazo izquierdo soltando así la katana implantada y pudiéndola robar ella.

Dororo es de las películas que visionas y al principio apunta muy buenas maneras, una idea estupenda, samurais, época Edo, guerras, demonios, ladrones, todo lo necesario para una película típica de acción, acción con unos efectos especiales a ratos sublime, a ratos heredados de la serie Bioman, a ratos sin suavidad en las texturas, con superposiciones deprimententes y muy mal hechas. Efectos de combate entre demonios y Hyakkimaru sin mucha definición, irrisorio el combate entre el pájaro y el prota. Grandes fallos interpretativos y argumentales. 140 minutos de tedio y fantásticas escenas.

Los actores son bestialmente malos de solemnidad, el personaje de Dororo es exasperante, cansino, intentando poner la nota de humor en un guión no muy elaborado. Hyakkimaru se sabe desde el principio que es sordo y ciego, pero él no tiene problemas a la hora de ver, una interpretación bastante pésima de un ciego en comparación con otras.

El ambiente creado viene heredado de un manga del padre de los manga: Osamu Tezuka. Ya se puede apreciar en la portada que es la obra maestra de Osamu Tezuka, ¿obra maestra? La obra maestra de Tezuka es Astroboy, Kimba el león blanco, La princesa caballero, ¿pero Dororo?

Dororo es una película venida a menos, con detalles muy bien logrados pero con escenas robadas de series B, los actores de doblaje (tan avalado el doblaje en España) son malos, no expresan con las voces las emociones que, con dificultad, expresan los actores. Que sí, que el manga es así y así ha de pasarse a la gran pantalla, no lo sé, pero era una película que podría ser genial y al final se queda en eso, en algo a ratos infumable y a ratos genial.

Esperan rodar una trilogía de la historia debido al éxito en Japón, por mi parte no esperen contar para verla, ¿o sí?

Hurón

h1

Arma Fatal. Risas serias

Martes, 15 abril, 2008

Gracias a la porquería de título en español (un aplauso para el que los haga) me esperaba una mala película. Craso error que se muestra desde los primeros minutos de metraje. Señores, estamos ante una pedazo de película redonda al 100% si nos quedamos con la intención de los directores sin ir más allá.

Un policía de Londres, Nicholas Angel, es enviado a un pueblecito tranquilo ya que es tan bueno en su labor que hace que todos los demás sean malísimos. Acompañado por el hijo del jefe de policía del pueblo, Danny Butterman, Nicholas se morirá de aburrimiento al descubrir que está destinado en un lugar donde lo más criminal que existe es que menores de edad beban en un pub, consideren un peligro público a un mimo-estatua o declaren la desaparición de un cisne. Pero no todo lo que reluce es oro y el pueblo oculta algo peor que irá descubriendo.

A medida que avanzaba la película me recordaba a una que ya visioné hace tiempo y me dejó buen sabor de boca que fue Zombie’s Party. Normal, la película es del mismo director, Edgar Wright, y los mismos actores, Simon Pegg y Nick Frost. A diferencia de Zombie’s Party, esta película a mi gusto está mucho mejor. Se nota más dinero en producción y la concatenación de chistes, tonterías y parodias no para a diferencia de Zombie’s Party que era de manera puntual. Una película de risa, pero de risa buena, no como las bazofias americanas que sólo saben sacar la carcajada una vez de quinientos intentos. La mezcla de buenas escenas de comedia con chistes malos y blandos está muy bien equilibrada y la parte final es apoteósica con referencias a famosas películas de acción.

Añadir que los actores están magníficos e incluso los hay famosos como Timothy Dalton. Simon Pegg está descomunal como ya lo estuviera en Zombie’s Party. Es muy difícil hacer ese tipo de papeles y que encima resulten totalmente creíbles. Que el título no os eche para atrás. Es una magnífica película absurda que deja en pañales a las americanas de niñatos descerebrados y que todo el mundo ve y se ríe con lo malas que son.

 

Más info: http://spanish.imdb.com/title/tt0425112/

h1

Shoot’Em Up. Zanahorias de arma blanca

Martes, 08 abril, 2008

Uno de mis grandes defectos es que me pongo a visionar películas sin saber de qué van. Mi hermano, Impala, me dice: ¿Vemos alguna película? Y claro, él ya sabe de qué van, pero yo no. Esta película es culpa de ese pequeño defecto, que no me informo de los films que hay por ahí para ver. En este caso fue Shoot’Em Up, una película al más puro estilo de acción y dosis sobrada de comedia.

Sr. Smith es un hombre oscuro, con un pasado no revelado, que come zanahorias. Este hombre está sentado en un banco cuando pasa una mujer embarazada y dolida. La mujer es perseguida por un matón y el prota corre a ayudarla. En el tiroteo la mujer pare y muere, el Sr. Smith se encuentra con un niño recién nacido y recurre a la ayuda de Donna Quintano, una italiana prostituta que se hará cargo de Oliver. Lo que no saben Smith y Donna es que su perseguidor, Hertz, necesita la muerte del bebé para oscuras intenciones de multinaciones y agentes gubernamentales.

Una historia sin mucha chicha, como en todas las películas de acción, pero como ya he dicho antes esta es diferente. Intenta, no con mucho éxito, dejar en ridículo este géreno, darle un toque de humor en plan parodia. Ya sólo con Smith (comiendo zanahorias siempre) y Hertz buscándolo recuerda a una persecución de Bugs Bunny y Elmer. La autoparodia funciona a ratos, no muy lograda pero sí entretenida. Provoca risas de absurdo cómo Smith mata a gente clavándole zanahorias, el zarandeo bestial que someten al niño y sigue viviendo, la cantidad de balas disparadas sin razón alguna, la surrealista muerte del malo, etc.

El reparto de protagonista es el adecuado, Owen y Giamatti hacen bien su papel, pero destaca Monica Bellucci por su pésima actuación. Es un pegote, en la cinta que ni aporta ni quita a la película más que para enseñar cuerpo. Quizá ese era realmente el papel de la mujer en el film, ya que es una parodia y las mujeres en los filmes de acción y tiros sólo están para eso, para lucir cuerpo. Monica es la más adecuada para ello, para lucir espléndida figura.

Michael Davis ha intentado hacer una parodia del género de acción y muchos cinéfilos han descubierto los guiños que ha querido mostrar y los más sutiles, yo no cacé muchos. Esta película tiene un humor negro que rezuma pero que después con el paso del tiempo se va desinflando a la vez que se le echa sal gorda queriendo agradecer que acabara ya. Muchacho, todavía te falta esa gran película que te encumbre para que la gente te reconozca.

Una peli para pasar el rato, unas risas, unas siestas y ver a Monica Bellucci. Hasta otra.

Hurón