Archive for the ‘Fantasía’ Category

h1

El Curioso Caso de Benjamin Button

Domingo, 29 marzo, 2009

elcuriosocasodebenjaminbutton

Tras la edición 81 de los Oscars, hace en torno a un mes este trabajo firmado por David Fincher con guión de Eric Roth y protagonizada por Brad Pitt y Cate Blanchett tenía 13 nominaciones, obteniendo finalmente 3 Oscars: mejor artística, maquillaje y efectos visuales.

En España se estrenó apenas 20 días antes de la ceremonia junto con otras películas también candidatas, lo que es un arma de doble filo pues puede verse sobrestimada si consigue muchos galardones pero luego defraudar al gran público en contraposición con la perspectiva de la academia que galardona.

El guión, que data de los años 20 del siglo XX, en origen habla de cómo los jóvenes desperdician su vida y acaba siendo una historia de amor que perdurará en el tiempo.

La historia plantea la sempiterna expresión de los mayores de “desearía tener 20 años pero con la madurez que tengo ahora”. Pues bien, ¿qué pasaría si esto sucediera pero con el inconveniente  que, aún así, el tiempo sigue transcurriendo?

Nuestro protagonista nace en el año y día que termina la gran guerra, la Primera Guerra Mundial, en Nueva Orleans, con 80 años y el aliciente añadido que cada día que pasa se hace más joven. Parece que está influenciado por la construcción ese mismo año de un reloj realizado por un artesano ciego que acaba de perder a su hijo en combate y que decide, en homenaje a éste y a los caídos, que el reloj gire en sentido contrario, con la esperanza que podamos mirar atrás e impedir que los males y daños que sufrimos se eviten.

Benjamin es hijo de un empresario adinerado fabricante de botones. Ante el impacto de la pérdida de su amada esposa durante el parto y al ver que la criatura parece deforme, decide abandonarlo en la puerta de una residencia de ancianos donde la cuidadora, una mujer negra, soltera y estéril, se apiada de él y lo acoge como suyo. Dado el estado de salud en que se encontraba, lo dan por muerto en pocos días y será entonces cuando se empiece a notar que es un niño especial. Tratado, excepto por su madre, como un anciano más, irá formándose en la vida con la ayuda de sus compañeros de residencia, los cuales aportan sus conocimientos, vivencias y anécdotas. Será gracias a uno de ellos, a la edad de 12 años, cuando conocerá a la persona más importante, a Daisy, una chica de tez de porcelana y cabello pelirrojo que lo cautiva desde el primer instante. A partir de aquí os dejo a la imaginación y a la visualización de su historia.

Pero el film no empieza directamente en su nacimiento, sino que se presenta como el relato de una mujer que le lee un diario antiguo a su madre, la cual es muy anciana y está hospitalizada sólo esperando a que le llegue su hora. El hospital está cerrado pues se acerca un huracán.

Si es cierto que aunque se trata de una especie de cuento, al mismo tiempo se repasa, desde la perspectiva de los personajes, el transcurso del siglo XX y principios del XXI.

La película dura algo más de dos horas y hay a quien le puede parecer excesiva, pero debo decir por mi parte que son necesarias e incluso insuficientes en algunos puntos en los que no se desarrolla el argumento demasiado.

Desde el punto de vista técnico, aunque no he visto algunas de las otras películas candidatas, me cuesta creer que hubiera otro trabajo merecedor de esos premios. Se usan técnicas desde el maquillaje y la caracterización. La superposición de las caras sobre cuerpos diferentes es de  tal exactitud que si no fuera porque conocemos su anatomía no dudaríamos ni por un segundo de su veracidad. Hasta utiliza una técnica novedosa de lifting digital para poder situar facialmente al personaje con la edad que le corresponde tener.

Para finalizar, como hago siempre, recomiendo verla y prestar atención en la escena simple pero impactante, ya casi al final, en la que estando Benjamin en brazos de Daisy, ésta le desea buenas noches. Y disfrutarla pues, si bien no por su historia al menos por ver el cine del futuro con métodos visuales muy novedosos.

Saludos y que disfrutéis del cine, ese invento que en apenas un siglo ha cambiado nuestra vida para siempre.

h1

Big Fish. La película se hace cuento.

Sábado, 24 enero, 2009

big_fishPoco hay que hablar de Big Fish, quizá sea el culmen de la carrera cinematográfica de Tim Burton o todavía nos dé una sorpresa que supere con creces la fantasía reflejada en esta historia. Historia que muestra el buen hacer de este director con los elementos que mejor lo definen: fantasía, drama y espíritu gótico.

William Bloom es un hijo que vive enfadado con su padre porque siempre está harto de sus cuentos y que narre la historia de su vida de una manera muy fantasiosa. Después de dos años sin hablarse con él, vuelve porque su padre cae gravemente enfermo y está con él en sus últimas etapas de su vida.

Edward Bloom, fabulista acérrimo, nos narra su vida, sin faltar detalles de su infancia, juventud y vida adulta, presentándonos a un sinfín de personajes maravillosos y con su toque de delirio de cuentos. No podían faltar a su amigo Karl el Gigante, la bruja, las siamesas Ping y Jing, sirenas, su amor Sandra Templeton ladrones de banco, etc. En fin, un compendio de cualquier historia de fantasía que se precie. Hilvana historias coherentes una detrás de otras, describiendo una vida fabulosa y perfecta en su sentido, ocultando la auténtica realidad maquillándola de colores. En ella demuestra su simpatía por afrontar todas sus etapas con una sonrisa, siempre iluso y perseverante en todo lo que se propone

Tal como se prevee la película está desarollada por varios cuentos que Ed Bloom narra a su hijo y a su nuera Josephine, dando explicaciones del por qué de muchas cosas que le pasan o le han pasado. La estructura de la peli, como tal caso está dividida por las peripecias de Ed joven en sus cuentos y fábulas y de mayor en su casa al cuidado de su familia. Este estilo de narración y desarrollo en la película no le quita ritmo, muy bien enmarcado y encajado sus historias con la realidad.Quizá peque de excesivamente larga, pero realmente el tiempo con esta película pasa muy rápido.

Seguramente la película tenga, para mi opiniún una de las mejores escenas románticas del cine ATENCIÓN SPOILER Ed, para sorprender y enamorar a su idolatrada Sandra Templeton descubre que sus flores favoritas son los narcisos amarillos, aparece en la puerta de la residencia donde vive Sandra lleno de narcisos amarillos. Un enorme jardín con sólo esas flores. FIN SPOILER

El trabajo de Albert Finney es inmejorable, haciendo un papel redondo de Ed Bloom senior para enmarcar, genial de principio a fin, muy gesticuloso y con caras de perfecta expresividad como un niño que se cree todas estas historias. Destacar también a Helena Boham Carter que hace un más que correcto papel. Más secundarios como Danny DeVito (especialista en ello), Steve Buscemi, Jessica Lange… todos ellos tienen pequeños papeles pero logran una gran actuación. Ewan McGregor es el que no me gusta, no termina de encajar en estas historias haciendo de Ed joven, no sé, comparar a Albert con Ewan e imaginar que son los mismos… Ewan no rezuma tanto carisma como Albert y se hace un poco irreal.

Todo ello acompañado de la música de Danny Elfman. En fin, una película de Tim Burton para enmarcar, para ver y disfrutar de esos cuentos que maquillan la verdad. Como cuando niños teníamos los cuentos de la cigüeña, Ratoncito Pérez… una peli para hacer un revival a la infancia. Disfrútenla.

Hurón.

h1

¡Qué bello es vivir!

Sábado, 03 enero, 2009

quebelloesvivir

Hola a todos. Tras unos meses de ausencia, he vuelto para recomendaros una obra de arte visual propia de estas fechas navideñas, ocasión por la cual aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo 2009 y que los Reyes os traigan muchos regalitos.

La obra a la que me refiero es este gran film que ya es todo un clásico, el cual podemos disfrutar de forma ocasional o anual en la televisión, aunque desafortunadamente lo suelen emitir a altas horas de la madrugada sin previo aviso y que si ves que la están poniendo es porque estabas zapeando y diste con ella, hecho que es una pena pues esto ocurre con bastante frecuencia con otras tantas películas geniales mientras, en contraposición, sí nos obligan a tragarnos series sin sentido en la que todo gira en torno al sexo en pleno horario infantil.

Fechada en 1946, bajo el guión y la dirección de Frank Capra y protagonizada por el magnífico James Stewart, fue nominada a los Oscar con numerosas categorías pero no recibió ninguno. Contiene una mezcla de comedia, drama, cine negro, algún efecto especial (modesto, no hay que olvidar la época en la que se realizó) y, por supuesto, Navidad.

Para empezar debo decir que es blanco y negro, característica que en esta ocasión ayuda a singularizarla y a darle más personalidad, pues si me la imagino coloreada, perdería gran parte de su encanto.

Completa en todos los detalles, comienza con unos títulos de crédito que son tarjetas decoradas con motivos típicos. La historia se desarrolla en la ciudad de Bedford Falls, se inicia con los ruegos provenientes de diferentes personas, todos ellos dirigidos a Dios pidiéndole que ayude a una persona, a George Bailey. Será entonces cuando San José decide que tendrá que ayudarle mandándole un ángel que aún no tenga sus alas, pero antes ha de poner a este ángel de segunda clase, un relojero llamado Clarence, en antecedentes sobre la vida de aquel al que pretende asistir.

George Bailey será a partir de ese momento el gran protagonista de nuestra historia. De niño a hombre se van marcando acontecimientos que nos mostrarán cómo un chico con gran corazón y alma pura se verá en numerosas ocasiones en la situación de escoger entre sus sueños o lo que es más conveniente para aquellos que conoce de toda la vida que son vecinos, amigos y familiares. Se convertirá, sin pretenderlo, en un héroe de los que escasean, uno de carne y hueso, a los que se le otorga ese adjetivo por sus obras, no por la capa o las mallas.

Pero no son sólo heroicidades las que hará, también llegará el momento que todo héroe que se precie ha de plantearse al menos en una ocasión; si merece la pena serlo. Es entonces cuando su ángel le permitirá conocer cómo sería la vida de los suyos si el nunca hubiera nacido, una gran oportunidad que muchos desearíamos vivir para ser conscientes de cómo nuestros actos por mínimos que sean, influyen en la vida de otras personas y además plantea una cuestión algo más profunda: ¿será cierto que nuestros actos desinteresados nos serán devueltos cuando estemos en apuros?

Como podéis comprobar, no quiero desvelar con detalle el argumento, pues entonces; ¿qué gracia tendría verla? Sólo añadiré que la forma idónea para disfrutarla es con tiempo, acomodados en el sofá con la estufita y una taza de chocolate, que estamos en invierno y hace mucho frío fuera. Que la disfrutéis y hasta la próxima cita, saluditos.

chuss

h1

Más extraño que la ficción. ¿De verdad?

Lunes, 21 julio, 2008

¿Qué es lo que sale si mezclas en una misma historia a una escritoria con bloqueo, un inspector de hacienda, una pastelera revolucionaria y un profesor de literatura obsesionado con sus investigaciones? Pues esto es lo que sale: Más extraño que la ficción. Una película fresca, con un golpe de guión que atrapa al espectador, con diálogos interesantes y repletos de humor.

La introducción ya desde un principio nos sumerge en la rocambolesca historia donde nos presenta a Harold Crick (estupendo Will Ferrell) que es un anodino inspector de hacienda, experto en números con una vida de soledad y dedicación al trabajo. Una voz en off va descibiendo su vida, sus pasos, las veces que se cepilla los dientes, los minutos que tarda en tomar un autobús, el tiempo que tarda en tomarse una manzana. Describe su vida de una manera totalmente mecánica, predecible y milimétricamente pensada. Todo en la vida de Harold es monotonía, pero un día todo cambia.

Cambia cuando Harold descubre que puede oir esa voz en off que va describiendo su vida, cambia cuando describe que su muerte está próxima. Todo ello mezclado con que tiene que ir a hacer una auditoría a Ana Pascal (Maggie Gyllenhaal) una repostera en contra del uso de los impuestos suyos en carrera armamentística y militar que le hará la vida imposible y se enamorará de ella. Su vida dará un golpe de efecto y cambiarán las espectativas de Harold y su visión del mundo.

Evitando su muerte se enfrentará día tras día a su posible esquizofrenia, a la relación amor-odio con Ana, al descubrimiento de que su vida es una obra literaria y con la ayuda del Profesor Jules Hilbert (rejuvenecido Dustin Hoffman después de haber pasado una etapa oscura de regulares películas) intentarán descubrir qué tipo de obra literaria es: una comedia o una tragedia. Descubre que su vida la rige una escritora desaparecida, Karen Eiffel (Emma Thompson) que lleva mucho tiempo sin sacar una novela. Misión suya será encontrar a esa escritoria y evitar su muerte próxima.

La película es orginal en guión y diálogos, fresca y divertida, no desespera ni aburre excepto en los compases finales donde todo se va aclarando y la historia de amor sobrevalece sobre las otras historias. Remarco la actuación de Will y de uno de mis actores favoritos, Dustin Hoffman, hacen un papel muy sobresaliente, siendo la química entre ellos dos genial. Hilarante las escenas de Harold y el Profesor Jules, donde sólo con las caras y los gestos entre ellos la hacen cómica, sin usar las palabras.

El reparto, la puesta en escena, el guión, todo en esta película es remarcable. Juega con el espectador a la eterna pregunta de si hay un destino marcado que rige nuestra vida o somos totalmente libres a la hora de elegir, con la paradoja del encuentro entre Kay y Harold, creadora y creación, o simplemente un juego de guiones, un azar. En fin, para qué hablar más de este film el tiempo lo pondrá en su lugar, vedlo y decidme si todo es más extraño que la ficción.

Hurón.

h1

Dororo. Demonios a la japonesa.

Lunes, 02 junio, 2008

Dororo

Hoy vamos a revisar una película japonesa: Dororo.

En plena época de guerras samurais por la conquista de Japón, un guerrero malherido vende el cuerpo de su hijo que va a nacer a cambio de todas las tierras en un templo gobernado por 48 demonios dejando una cruz en la frente del guerrero como muestra de su pacto.

20 años después, Hyakkimaru es el hijo del guerrero que lo vendió, pero su madre quiso mantenerlo con vida y lo abandonó en el cauce de un río. Encontrado por un chamán especialista en la regeneración de miembros, le reconstruyó todas las partes del cuerpo con cuerpos mutilados de niños por la guerra. Un trovador errante le cede una katana al chamán para implantársela al niño para venganrse de los demonios que le robaron el cuerpo y se la implantan en el brazo izquierdo. Hyakkimaru creció y ahora está listo para su venganza. Cada vez que mata un demonio con la katana vengadora recupera una parte de su cuerpo y esa es su misión en la vida, recuperar su cuerpo completo.

Dororo es una ladrona “hombre” que persigue una venganza, matar al responsable de la muerte de sus padres, el líder de un ejército Daigo Kagemitsu. Reniega del cuerpo de mujer y se hace pasar por hombre para cumplir su venganza. Dororo se cruzará en el camino de Hyakkimaru y ella se sentirá sorprendida por la katana que tiene en el brazo izquierdo, necesitándola ella al ser una katana de venganza para cumplir la suya. Dororo acompañará a Hyakkimaru hasta que recupere el brazo izquierdo soltando así la katana implantada y pudiéndola robar ella.

Dororo es de las películas que visionas y al principio apunta muy buenas maneras, una idea estupenda, samurais, época Edo, guerras, demonios, ladrones, todo lo necesario para una película típica de acción, acción con unos efectos especiales a ratos sublime, a ratos heredados de la serie Bioman, a ratos sin suavidad en las texturas, con superposiciones deprimententes y muy mal hechas. Efectos de combate entre demonios y Hyakkimaru sin mucha definición, irrisorio el combate entre el pájaro y el prota. Grandes fallos interpretativos y argumentales. 140 minutos de tedio y fantásticas escenas.

Los actores son bestialmente malos de solemnidad, el personaje de Dororo es exasperante, cansino, intentando poner la nota de humor en un guión no muy elaborado. Hyakkimaru se sabe desde el principio que es sordo y ciego, pero él no tiene problemas a la hora de ver, una interpretación bastante pésima de un ciego en comparación con otras.

El ambiente creado viene heredado de un manga del padre de los manga: Osamu Tezuka. Ya se puede apreciar en la portada que es la obra maestra de Osamu Tezuka, ¿obra maestra? La obra maestra de Tezuka es Astroboy, Kimba el león blanco, La princesa caballero, ¿pero Dororo?

Dororo es una película venida a menos, con detalles muy bien logrados pero con escenas robadas de series B, los actores de doblaje (tan avalado el doblaje en España) son malos, no expresan con las voces las emociones que, con dificultad, expresan los actores. Que sí, que el manga es así y así ha de pasarse a la gran pantalla, no lo sé, pero era una película que podría ser genial y al final se queda en eso, en algo a ratos infumable y a ratos genial.

Esperan rodar una trilogía de la historia debido al éxito en Japón, por mi parte no esperen contar para verla, ¿o sí?

Hurón

h1

Stardust. Una estrella de fantasía.

Jueves, 03 abril, 2008

Stardust

Realmente tengo que reconocerlo, me pirran este tipo de películas. Al principio de visionar Stardust no se puede evitar encontar parecidos a Big Fish (que por cierto tengo que comentar un día de estos).

La película versa sobre un pueblo llamado El Muro, se llama así porque hay un muro que divide los dos reinos, Inglaterra y Stormhold. Este pueblo es el último antes del muro donde hay una brecha para pasar. Un joven, Dunstan Thorn, está intrigado por ver qué es lo que hay detrás del muro, por qué hay un guarda que impide el paso. Se aventura y descubre un mundo de fantasía, una mujer, etc.

A los nueve meses de su incursión, le dejan un niño en la puerta que se llama Tristan, este muchacho será el protagonista de nuestra alocada aventura. Tristan, enamorado locamente de Victoria la cual le ignora porque es pobre y prefiere a un galán adinerado, emprende una hazaña después de ver caer una estrella en el reino de Stormhold. Jura a su amada que traerá la estrella para pedirle la mano en una semana, que es cuando cumple ella años.

Cuando entra en Stormhold es cuando cambia totalmente la película. Como cabía esperar hay una gran variedad de recursos de fantasía: brujas, reyes, magia, fantasmas, piratas, piedras preciosas, etc. La estrella es una mujer, Yvaine, que ha caído por culpa del Rey de Stormhold. Personajes dispares se entremezclan en el cuento y se cruzan porque tienen intereses comunes: El principe Septimus, el Pirata Shakespeare y la bruja Lamia. Todos ellos actores secundarios de lujo para la película, sin duda lo más remarcable de ella: Robert de Niro y Michelle Pfeiffer. Los personajes principales, desconocidos para mí, dan inocencia a la película y a la trama, dejando que siga fluyendo esa maravillosa historia de fantasía, dejándote creer en mundos de hadas, brujas, estrellas; geniales, sin duda.

Como tales películas, hay mucho humor infantil entremezclado en la trama principal, siguiendo con ese juego fantasioso, volviendo a nuestras más tierna infancia. El juego de luces en la película no deja nada oscuro, exceptuando la guarida de las brujas, obviamente. Sin duda remarcaros el personaje secundario de la cabra, no os voy a contar nada porque me parece de lo mejor de la película, humor sencillo y acertado.

Al terminar la película te das cuenta de que Michelle Pfeiffer es la reina en el film, hace un papel genial de Lamia, se come al resto de reparto. Esto no hace bien a los personajes principales, que parecen que están en inferioridad, que no le dan cuerpo a la película más que para llevar una trama para adelante. La película le falta chispa cuando termina, no sé, quizá la historia de amor es muy típica, el reparto no está muy logrado, el ritmo… no sé, pero le falta algo. Quizá esos toques de magia que tan bien expone y desarrolla Tim Burton en sus historias fantásticas, aunque Matthew Vaughn apunta maneras muy buenas.

Una buena película basada en un libro escrito por un escritor de comics, Neil Gaiman (gracias Scriers). Recomiendo que la vean, se van a llevar una sorpresa muy agradable y un buen rato familiar en el sofá. Y a soñar con las estrellas.

Hurón.