Archive for the ‘Terror psicológico’ Category

h1

The Eye (Visiones). ¿Para qué?

Lunes, 28 julio, 2008

Remake inútil e innecesario que no aporta nada nuevo con respecto a la original de los hermanos Pang. Es tan mala que hace buena a la primera contando ahora con que no era gran cosa después de los bombardeos de maldiciones, the rings, shutters, dark waters, etc. que provienen de Oriente. En su día la original se salvó por una sencilla razón, fue de las primeras del boom que ha cruzado continentes gracias a esa estupenda película Ring de 1998, que abrió un camino de aire limpio en la temática de terror en la que los americanos se habían enfrascado demostrando que hoy en día aún dan más miedo los fantasmas y demonios que los simples asesinos locos.

Sydney Wells (Jessica Alba) es una chica ciega que se somete a un trasplante de córneas aunque es feliz con su discapacidad. Tras la operación ve cosas extrañas y se interesa por su donante ya que está segura que quiere decirle algo y no es producto de su imaginación. Ayudada por el Dr. Paul Faulkner (Alessandro Nivola) emprende su búsqueda de la respuesta a lo que le pasa.

Mala hasta reventar. Jessica Alba pasa con pena y sin gloria a través del film como en todas las películas que la he visto salvo en Sin City que ofrecía lo que parece que sólo puede ofrecer, cuerpo. Debido a su carencia como actriz es posible que este remake obvie todas las cargas sicológicas que tenía el original y que a ratos conseguía algo de incomodidad en su visionado. Por ejemplo, las escenas del niño en el pasillo y del hombre que flota en el ascensor en la original me gustaron mucho como el papel que interpretaba Lee Sin-Je, la chica sufría de verdad con las visiones. En este remake todo esto ha desaparecido y no porque las escenas ya fueran conocidas, sino porque no hay atmósfera y esa atmósfera sólo la puede conseguir la protagonista. Se supone que es de terror y lo que menos da es miedo, no puede haber miedo si la que lo sufre no lo tiene. Otro caso es el de Alessandro Nivola. ¿Qué tipo de médico rehabilitador es machacando a su paciente? Vaya papel. Para eso sobraba.

Esta película no ofrece nada. Encima que es un remake, es una copia exacta de la anterior, quita todo lo bueno que tenía la original sin dar nada a cambio, elimina la profundidad de los actores, utiliza efectos que tampoco son nada del otro mundo… Y yo me pregunto: ¿por qué? ¿Por qué hacer un remake de una película seis años después y hacerla peor? ¿Tan mal está el cine americano? ¿Tan malos son los actores de doblaje allí? ¿Qué pasa? ¿No les gusta que en los créditos ponga que sea una película extranjera? No entiendo esto de los remakes americanos. Todas las películas de este género extranjeras están pasando por el rodillo de los remakes. Todas las asiáticas algo decentes ya tienen su versión americana infumable. No comprendo a ese grupo de espectadores que tienen. Ir al cine hoy en día no es barato y van para ver esto. Lo malo es que el resto del mundo va detrás. Lo que me da más vergüenza es que después nos venden las originales como “la película en que se basó…” porque estas mierdas tienen más tirón. Increíble. Como la americana de Rec de un boom aquí en España y saque más recaudación que la propia española empezaré a pensar que tal vez es verdad que el pueblo es ignorante y nos merecemos lo que tenemos.

Bueno. Me voy por las ramas. En referencia a esta película, de la que podéis comprobar que no me gustó nada, recomiendo que no la vean, es una auténtica pérdida de tiempo. Si os interesa, ved la original que está mucho mejor y es exactamente igual, aunque tampoco será un clásico del cine de terror. Si pudiese, ésta la pondría como sub-engendro.

Más info: http://www.imdb.com/title/tt0406759/

Anuncios
h1

Moscow Zero. Demasiado frío.

Viernes, 21 marzo, 2008

MoscowZero

Con un muy buen comienzo introductorio a través de una voz en off narrando una antigua leyenda sobre los túneles que hay bajo la ciudad rusa y que, como todo el mundo sabe y cree, interconecta lugares religiosos ya sea iglesias, conventos, etc; empieza esta película que se desploma a las primeras de cambio.

La película trata sobre Owen, un párroco que va a la búsqueda de su amigo antropólogo Sergei Spassky que se ha metido en los túneles tras una leyenda que habla de demonios que se comen a los vagabundos sin dejar rastro y que no sabe nada de él, suponemos desde hace mucho tiempo porque sino no iría a buscarlo. Tras formarse el grupo que va a ir tras él: dos rusos que les guiarán por los túneles, el párroco Owen y un ex-compañero que dejó tirado a Sergei, viajan por el metro hasta lo que llaman la superficie a buscar a Tolstoy, el amigo borracho de Sergei y el que se supone que le ha dado toda la información necesaria. Para que puedan imaginarse a grosso modo la película, el encuentro fue más o menos así de vacío:

Tras darle una botella de alcohol, Tolstoy decide por fin atenderlos y le pregunta el cura: ¿Está Sergei abajo?. A lo que éste responde que sí, el otro dice que vale y le desea suerte porque la va a necesitar (la misma que yo necesité para no quedarme dormido).

Si el personaje más misterioso e importante aporta esta información a la historia, imagínense el devenir del resto de la película. Es tan mala y aburrida que para hacerla más amena se entremezclan escenas del grupo de búsqueda, Sergei tratando de encontrar algo, unos niños que recorren los túneles como si fueran fantasmas y lo que se suponen que ven los demonios. Al principio es soportable ya que te mete un poco en la trama, pero esa misma forma de montaje te saca de ella cuando ves por quinta vez a los niños corriendo sin más, a Sergei dando vueltas hablando solo y la visión de los demonios que, por cierto, son muy selectivos, sólo matan a los extras y a los personajes odiosos: uno de los rusos y cómo no, el ex-compañero de Sergei.

Y lo peor de todo es que es una película de miedo y lo único que da es sueño. Los demonios no se ven ya que son sombras, se explica muy poco el por qué y no hay ni un momento de suspense o tensión. Todo sucede tan lánguidamente que incluso los actores forman parte de los túneles, no son nada expresivos. Sí, hablan mucho de miedo pero como si estuvieran en casa tomando una cerveza.

La directora, Luna, ha querido hacer una película tan alejada de lo comercial que ha desperdiciado una película que podría haber sido muy entretenida ya que tenía todos los elementos necesarios: sociedades bajo tierra, elementos sobrenaturales y una historia de dolor que ocurrió en un convento y que es la causa de todo. Espero que fuera un encargo. Lo único bueno que tiene es el juego de color que van del azul al rojo dependiendo de la situación.

La película dura una hora y cuarto aproximadamente, cosa que se agradece cuando no es una película buena. Lo malo es que después de verla me he quedado igual que si hubiera visto una que durara más de dos horas. No la vean. Y si la ven, que sea a una hora en la que estén muy despiertos, abstenerse después de comer o bien entrada la noche. Querréis más al sofá que el televisor.

 

Más info: http://www.imdb.com/title/tt0488164/